miércoles, 26 de marzo de 2008

Cosas que me ponen de los nervios - 3

Arturo Pérez Reverte, especialmente:

  1. sus artículos de bilis-me importa un bledo-no tengo abuela-qué chulo soy-y el macho que más mea-pero modesno, oiga, viajado, refinado y asín, y de la RAE-yo sí que sé, que estudié en Radio ECCA-nenazas no-me gustan las mujeres me gusta el vino-tú cállate que no hiciste la mili como yo-valiente, apuesto y desengañado de la vida-jo qué churri-las mujeres sí que saben-mariconadas las justas-¿dije ya que estoy en la RAE?-viva el XVII y sus caenas-que les den a tós esos flojos: yo fui a la guerra, honor, metralla, y royalties-etc. etc. etc-huy, perdón: sus artículos de opinión,
  2. y La carta esférica (at the moment).

Continuará... o no. Ya es cansino.

Como dijo Lope, el tierno, loco, generoso, oh, yeah Lord, egoísta pero generoso Lope (mira que escoger el otro enterao' la batata (1)a Quevedo, genial pero cutre... sí, ya sé, la Historia, la época, la madre que lo trajo), "quien lo probó, lo sabe".

(1) Batata: Boniato. Ej. Qué ricas las truchas (= empanadillas fritas) de batata. ¿Compraste la batata para el sancocho? (canarión): mentira; batatoso: mentiroso. Ergo, enterao de la batata = falso sabio.

Nota (en realidad sería una entrada nueva, por lo larga que me quedó, pero me da pereeeeeza): ¡Estoy como gallina clueca - eureka, eureka! He puesto mi primer enlace a internet directo desde el post (¿cómo se llama eso, vínculo, hipervínculo, qué? -y luego critican el lenguaje de las sectas y de los SMS, no fastidien), el poema de Lopeeeeeee, (luego ya me envicié, y añadí más), ¡yo solita! Soy digna madre de mi hija. Hoy es día de descubrimientos, alborozos y alegrías, oé, oé, Europe is a Celebration, que diría la Rosa de España, sí, mujé, la de la primera edición de OT (ande andará esa muchacha; bueh, por lo menos se hizo la ortodoncia, ya quisieran otras).

En fin, Serafín, hoy es también día -o noche- de insomnio, de cansancio, de contracturas musculares, ahora me voy a mirar las ofertas de spa en google, hala. Eso sí que es digredir (que no está en el DRAE, pero debería, porque si de "agredir" es "agresión", de "digresión" debería ser *digredir, quod erat demostrandum, y dos piedras: ¡ya van cinco vínculos, cinco, qué vicio! Ahora comprendo esos blogs todos marcados en azulito (aaah, te engañé), es que es una tentación muy grande, ohmmmm, contención, contención...

Sigo *digregada, puf, y ya los vecinos están haciendo el café, me va a dar un paralís, o "un aire", como dice mi madre: -hija, no hagas muecas, que te va a dar un aire y te vas a quedar así... Así me quedé.)

7 comentarios:

Fer dijo...

Joé, pues yo prefiero a Lope antes que a Góngora. Vamos, que no es que Góngora me dé igual, porque tenía un talento tan grande como su pesado barroquismo, pero el ingenio de Quevedo... ay, el ingenio de Quevedo... ¡Quevedo era un puto crack!, ¡y sabía elegir bien las cárceles, que se fue a un Parador!
Y también he de admitir que me gustan algunas cosillas de Reverte. No me gusta su personalidad arrogante -con lo bien que la retratas-, pero sí varias de sus novelas, que aquí no consigno por no ponerme gongorino (esto es, de coñazo supino).
Y por ser consecuente, termino el comentario. Ya.

Alma Cándida dijo...

Querido Fer:

Cuánta rima en –ino, -ino, -ino… Similicadente estás…

Por supuesto que me gusta Quevedo. Si es que en el fondo me da rabia que lo hayan reducido a personaje de cómic.
Me gustan de él la poesía y el ingenio (aunque de su supuesto “humor” ya hablé en otra entrada: sarcasmo, más bien http://jurequenoloharia.blogspot.com/2008/02/qu-cosa-es-el-humor.html ), pero encuentro como 10 millones de veces más humano los poemas (y, sobre todo, las historias de amor) de Lope. De Quevedo admiro sobre todo su visión tan perfectamente barroca (incluso tan "típica y tópicamente" barroca) del devenir del tiempo, tempus fugit, vanitas vanitatis, cuna y sepultura, angustia vital, la ruina ("Miré los muros de la patria mía”...).

Por mucho que todo el mundo recuerde su "polvo enamorado" (sic), que es un grandísimo, sublime soneto (Cerrar podrá mis ojos la postrera / sombra que me llevare el blanco día...), también dedicó envenenados dardos no sólo al pobrín de Góngora, con una mala leche y una impresionante intolerancia, -esta última, no sólo, creo yo, hija de su época-, sino que también puso a "caldo pollo" a mujeres que o no le correspondían o tachaba de feas y vanas (más allá de la misoginia tópica, ya se sabe, la envidia de la zorra que no pudo alcanzar las uvas). Lope las amó, y se sacrificó por ellas, cura impío y tierno amante: José Hierro le dedica un bellísimo poema recreando la dolorida y compasiva (valga el oxímoron) pasión por su amante enferma y enajenada de un Lope viejo pero comprometido.

En cuanto a Arturín, mi niño, ya he dicho todo lo que tenía que decir en el blog del amigo Pcbcarp, tanto en referencia a su actitud como a su “estilo” literario, análisis incluido de la caracteriología de sus personajes. Y sí, yo también me entretuve –jamás me emocioné, ni estética ni afectivamente- bastante con varias novelas suyas, ya lo dije entonces, hasta que llegó a mis manos La Carta esférica, fuerte peñazo, más nunca, oiga. Si es que me pone de los nervios. Dicho queda.

Folken dijo...

Es el primer blog que veo cuya temática es la enumeración de recursos literarios.

A pesar de todo, resulta bastante entretenido.

Fer dijo...

Alma Cándida, yo me quedo con la anécdota de "entre el clavel y la rosa, su majestad escoja".
Un tío que le suelta eso a la señora de Felipe IV es, como ya he dicho, un puto crack.
Y lo de las rimas en -ino ha sido sin querer, aunque puede que sea debido al dialecto extremeño y etcétera.

PD: para quitar el aviso de contenido indecente, vete a la configuración del blog y allí, en "Contenido para adultos", selecciona "no", a ver si suena la flauta.

Alma Cándida dijo...

Fer, creo que le he cogido cariño a la proclamación pública de mi indecencia... Cuando toque en mi puerta la KGB, o el Nuncio, procederé a quitarla (la bandera, que por ahora no voy de heroína) (ni de jacosa, ni ná).

Folken, usté-por-aquí, a un tiempo admirado y temido, ¿de verdad enumero tantos recurso literarios?

Con la literatura pasa lo que con el sexo, que no sabe una si es más divertido practicarlo-la (lorilolááááá), que lo intento, o hablar de ello-a (a-aaahhh).

Me fijaré más en lo que escribo. Aunque debe de ser alguna fijación que tengo, valga la redundancia, me refiero a lo de la literatura y la retórica, porque para escribir en un blog no pensaba yo que hubiera que hilar muy fino... La pereza es mi bandera, pa currar ya hay otros ámbitos, ¿no?

Saludos.

El futuro bloguero dijo...

Me gustan tus "cosas que te ponen enferma" o "de los nervios"

Yo escribí un post con las que me sacan de quicio a mi hace tiempo... Puedes leerlo pinchando aquí

Parece que tenemos más cosas en común además de la pereza y de nuestro amigo Fer-Algún-día.

Sin embargo lo mío con los gatos, no termina de funcionar...

Besos y abrazos cariñosos

Alma Cándida dijo...

Futuro Bloguero, es un placer... Además, qué envidia, ¿cómo haces para enlazar o poner links desde los comentarios? (ya ves que una de mis etiquetas es "informática para lerdas"). (Otra duda que me corroe: me di de alta en yutú, pero no sé cómo diantres hacer para incluir vídeos en el blog).

Leí el artículo tuyo sobre lo que te ponía de los nervios, y estoy "casi que" al cien por cien de acuerdo contigo :-)

Sólo una cosilla (u dos): en Canarias, como en muchas variedades del español atlántico, el diminutivo no nos viene de Flanders el de los Simpson, sino de toda la vida del Señor... "hasta lueguito", "cerquita", etc. Y la expresión "como que" tiene su aquél en Venezuela, esto es, su raigambre (igual que en México se practica, en la variante culta de la lengua hablada, la sinéresis o supresión del hiato sin mayor pudor: "pasiar" por pasear, "juguetiar" por juguetear...). Ay, me pongo pedantorra.

Mi abuela paterna, que era de Segovia, decía siempre "tal que aquí" en vez de aquí ("se dio un golpe tal que aquí", señalando la parte de la anatomía en cuestión), y además era laísta furibunda ("la pego una bofetada" -también un poco violenta, la mujer).
Por cierto, que Quevedo era laísta y hasta loísta, que es más raro...

Otra cosita: me gustó mucho también el blog de la película de título macabro que se rueda en Galicia... (uf, es que no recuerdo ahora el nombre, ¡lo siento!

Salud, y nos vemos :-)